miércoles, 11 de mayo de 2011

...KR1574L O6KURO... III ...





Cumplí los veinte años en pleno auge de las aparatosas revueltas estudiantiles que todos conocéis. En este sentido, creo que se me puede considerar un típico hijo de los años sesenta. Pasé el periodo más vulnerable, más inmaduro y a la vez más decisivo de mi vida respirando a pleno pulmón el aire salvaje, improvisado y espontáneo de los años sesenta que, como es lógico, acabó emborrachándome por completo. ¡Había tantas puertas que debíamos abrir de una patada!

...
...
...

¿No nos olvidamos, tal vez, por una u otra razón, de extraer de todo aquello una lección realmente valiosa?


Sauce ciego, mujer dormida
Haruki Murakami
Tusquets Editores

No hay comentarios: