viernes, 7 de noviembre de 2014

...N4V364N73...







Navegante

©Andrés Díaz Marrero

—Marinero, ¿a dónde vas,
cantando, mientras navegas?

—Sigo la estela del mar
que refleja las estrellas.
Cuando la noche se traga
del horizonte la huella,
el norte busco en la rosa
si el viento sopla en la vela.

Proa al sol voy navegando
tras la luz de una quimera:
viento, ola, sol y espacio,
canto azul de una sirena.

—¿Y crees que la encontrarás?
¿Podrás al fin dar con ella?

—La ilusión es el destello
que origina una centella,
su luz alumbra el deseo
y nos señala la meta.
Y aunque nunca a ella lleguemos
es el norte que nos lleva.

Lo importante es navegar;
sin que nada nos detenga,
ni arrecifes, ni corales,
vendavales, o tormentas.




















2P1P45 PHO7O35