martes, 9 de febrero de 2016

7XOD35 MOR474






















































Zapato Crack





Hilaria





Hilaria



Directa Ebúrnea




Gerardo Santos
















José Luis Abós






























291945 9HO7O35















No camines delante de mí, puede que no te siga. No camines detrás de mí, puede que no te guíe. Camina junto a mí y sé mi amigo.
cAMUS


lunes, 21 de septiembre de 2015

...DR4KO...








Interesante, aunque modesto sector de escalada, en el ámbito de los Siete Picos.
Unos 45 minutos de aproximación.
Si vamos por la senda Herreros, lo veremos rapidamente, aunque entrar por este lugar tiene el inconveniente de que debemos abandonar dicha senda, y adentrarnos directamente hacia el sector, sin camino marcado ... lo que supone que iríamos por terreno incierto, machacando la vegetación, lo cual hace desaconsejable ésta opción, por el deterioro que ello supone.
Si una vez comenzada la subida hacia la cresta de Siete Picos estamos atentos, en cuanto comienzan las rampas más empinadas, veremos los hitos a la izquierda, que nos conducen de manera cómoda al pie de las vías. Ésta es la aproximación lógica, aconsejable y más cómoda, preservando así las jaras y enebros rastreros que dominan el paisaje.

El sector no tiene, como digo, una gran altura (unos 15 metros) ... pero alberga un puñado de vías muy interesantes.
De izquierda a derecha, vemos una corta fisura con los característicos clavaderos, a continuación una antigua burilada reequipada con anclajes inox. que nos viene bien para rapelar si no queremos bajar andando, justo a su derecha la estrella del sector, un preciso diedro con algunos clavos viejos, y a la vuelta siguiendo hacia la derecha cuatro entretenidas fisuras limpias y una corta placa equipada con tres chapas.

Solete mañanero, soledad garantizada, un espléndido pino cimero para montar las reuniones y unas vistas de las que disfrutar, ademas de esa cómoda aproximación que antes mencionaba. Muy aconsejable.



















2P1P45 9HO7O35





domingo, 16 de agosto de 2015

...V1LL4R3JO.......R.MON713L...






































73R49145

Un cronopio se recibe de médico y abre un consultorio en la calle Santiago del Estero. En seguida viene un enfermo y le cuenta cómo hay cosas que le duelen y cómo de noche no duerme y de día no come.

-Compre un gran ramo de rosas- dice el cronopio.

El enfermo se retira sorprendido, pero compra el ramo y se cura instantáneamente. Lleno de gratitud acude al cronopio, y además de pagarle le obsequia, fino testimonio, un hermoso ramo de rosas. Apenas se ha ido el cronopio cae enfermo, le duele por todos lados, de noche no duerme y de día no come.


Cortázar ... Historias de Cronopios y de Famas







































291945 9HO7O35







lunes, 20 de julio de 2015

...K4L23N4641N...








































"ku4ndo el 213lo k13r3 s4lv4rno5, no5 pro7363 kon 4mor"
LaoTsé






























































2P1P45 9HO7O35














sábado, 23 de mayo de 2015

...

















































L4 9P1M3R4 V14





























...cogerte de la mano de tu ser querido y atesorar ese momento, porque un día esa persona ya no estará... o no estarás tu...
Darte tiempo para amar y para conversar. Compartir tus más preciadas ideas.
Y recuerda siempre que la vida no se mide por el número de veces que tomamos aliento, sino por los extraordinarios momentos que nos lo quitan. 



George Carlin





































291945 9HO7HO35


martes, 5 de mayo de 2015

...RU83N D4R1O...






























    ABROJOS - LV
Joven, acérquese acá,
¿Estima usted su pellejo?
Pues escúcheme un consejo,
que me lo agradecerá:
Arroje esa timidez
al cajón de ropa sucia,
y por un poco de argucia
dé usted toda su honradez.
Salude a cualquier pelmazo
de vales, y al saludar,
acostúmbrese a doblar
con frecuencia el espinazo.
Diga usted sin ton ni son,
y mil veces si es preciso,
al feo, que es un Narciso,
y al zopenco, un Salomón;
que el que tenga el juicio leso
o sea mal encarado,
téngalo usted de contado
que no se enoja por eso.
Al torpe déjele hablar,
sus torpezas disimule,
y adule, adule y adule
sin cansarse de adular.
Como algo no le acomode,
chitón y a tragar saliva,
y en el pantano en que viva
arrástrese, aunque se enlode.
Y con que befe al que baje,
y con que al que suba inciense,
el día en que menos piense
será usted un personaje.



RUBÉN DARÍO





















291945 9HO7O35