lunes, 21 de marzo de 2011

...N4KL3...



EL MANGUERO

Introdujo la manga entre el aladierno y el tejo y roció insistentemente el pimpollo indefenso.
Olía a tierra acolchada y húmeda con una leve veta de abono animal.

Miguel Delibes
Alianza Editorial

No hay comentarios: